“Setsubun” ¡Así celebra Japón el inicio de Primavera!

 

“Setsubun” significa “la separación de las estaciones”. Esta palabra se refería  anteriormente al día anterior al comienzo de la primavera, el verano, el otoño y el invierno según el antiguo calendario “lunisolar chino”.

Actualmente se trata del día anterior a la llegada de primavera (alrededor del 4 de febrero,  en Japón), y al marcar el periodo entre el fin del invierno y el comienzo de la primavera.

El Mamemaki

El mamemaki es usualmente llevado a cabo por el toshiotoko de la casa, por ejemplo, el hombre que nació en el año del animal correspondiente del zodiaco chino, o el hombre cabeza de la casa. Le son lanzadas un tipo  de semillas de soya llamadas irimame a la puerta o a un miembro de la familia que lleva una máscara de oni, mientras los que lanzan dicen “Oni wa soto! Fuku wa uchi!” (鬼は外福は内). El significado literal de las palabras es “¡Fuera los oni, que venga la buena suerte!” Las semillas son lanzadas de forma simbólica para purificar la casa echando fuera los malos espíritus y alejando la mala suerte y la mala salud con ellos. Luego, como parte de traer la buena suerte, se acostumbra comer las semillas de soya, una por cada año de vida, y en algunos lugares, una por cada año de vida más una por el año venidero a modo de traer buena suerte para ese año.

Diversas prácticas

En los templos budistas y capillas shinto por todo el país existen celebraciones para el setsubun. Sacerdotes e invitados especiales lanzan a la gente semillas de soja tostadas (algunas envueltas en hojas de color oro o plata), pequeños sobres con dinero, dulces y otros regalos. En algunas capillas grandes, incluso son invitadas celebridades y luchadores de sumo, y algunos de estos eventos son emitidos en la televisión nacional. En la actualidad, es costumbre comer rollos de ehoo-maki sin cortar la noche del setsubun mientras se mira en dirección de la buena suerte del año venidero, determinada por el símbolo del zodiaco de ese año. Las cartas son distribuidas y ocasionalmente acompañadas con un ehoo-maki durante el mes de febrero. Las familias también ponen pequeñas decoraciones con cabezas de sardinas y ramas de acebo en las entradas de sus casas de modo que lo espíritus malignos no entren.

Fuente: Wikipedia.